MARIDAJE DE VINOS VINOS Y MARIDAJES VINOS Y MARIDAJES - MAPA DEL SITIO

 

   
Variedades

Tinto

Blanco

Espumantes

Rosado

Cepas Tintas

Agliánico

Ancellota

Arinarnoa

Barbera

Bonarda

Bourboulenc

Cabernet Franc

Cabernet Sauvignon

Caladoc

Carignan

Carmenere

Ekigaina

Graciano

Grenache Noir

Lambrusco

Malbec

Marselan

Merlot

Mourvedre

Nero D´avola

Petit Verdot

Pinot Noir

Sangiovese

Syrah

Tannat

Tempranillo

Zinfandel

Cepas Blancas

Chardonnay

Chenin

Gewurztraminer

Champagne

Grecánico Dorato

Moscatel

Moscato

Pedro Ximénez

Pinot Gris

Riesling

Sauvignon Blanc

Semillón

Tocai Friulano

Torrontés

Ugni Blanc

Verdelho

Viognier

Maridaje

La uva

Selección de uvas

Cultivo uva

Prensado uva

Fermentación

Maduración

Cata y degustación

Catar Vino blanco

Copas para cada vino

Vino casero

Cómo servirlo

Copas en la mesa

Decantación

Temperatura

Descorche

Corcho

Etiquetas

Aromas

Bouquet

Aroma Tabaco

Aroma madera

Aroma sucio

Color del vino

10 recetas 'al vino'

Historia del vino

Accesorios/Gadgets

Embotellado

Composición

Conservación del vino

Vinos jóvenes y añejos

El Champagne

Curiosidades del champagne

Historia del champagne

Variedades

Dulzura

Botellas

Corcho

Cómo abrir botella

Más...

Vino Orgánico

Vinos Kosher

El Brindis

Envejecer el vino

Usos del vino

Almacenamiento

Cavas de vino

Botellas

Color de las botellas

Sommelier/Sumiller

Vinoterapia

Beneficios del vino

¿Qué significa D.O.C.?

Vino sin alcohol

Vinos de lujo

¿Es buen Vino?

Vino patero

¿Cómo comprar un vino?

Glosario

 

EL CHAMPAGNE - ORIGEN Y VARIEDADES

El champán (o champaña) del francés, champagne, es un tipo de vino espumoso elaborado conforme al método champenoise en la región de Champaña, Francia. Se trata generalmente de un vino blanco, aunque también existe el champán rosado, que se elabora a partir de varios tipos de uva, la mayor parte tintas.
 

El champán tiene denominación de origen, ese es el motivo por el que cuando se empezó a producir en San Sadurní de Noya, se denominó cava al vino espumoso procedente de esta población catalana.

Su consumo se asocia a celebraciones y es habitual descorchar una botella de gran formato durante la entrega de trofeos en las carreras de coches o motos. También ha sido tradicional estrellar una botella de champán contra el casco del barco en su botadura.

Método champenoise

El método tiene dos fases de fermentación. Una primera en cuba (como todos los vinos) y una segunda en botella. Para reactivar la fermentación en la botella se le añade azúcar y en su caso levaduras. Como la fermentación produce CO2 y la botella está cerrada, el gas se disuelve en el líquido. Hay que dosificar bien la cantidad de azúcar ya que si no puede reventar la botella. Este proceso es similar al que se emplea en algunos tipos de cerveza.
Esta segunda fermentación produce sedimentos. Para conseguir eliminarlos se colocan las botellas con el cuello hacia abajo y en un ángulo de unos 45 grados en unos pupitres. Durante varias semanas se gira cada botella un cuarto de vuelta un par de veces al día, de manera que los sedimentos se vayan acumulando en el cuello de la botella, junto al tapón.

Para eliminar los sedimentos, se congela el cuello de la botella, se descorcha y el gas expulsa la franja congelada (donde se encuentran los sedimentos). Después se llena la botella con el licor de expedición, que le confiere el dulzor deseado (brut, semiseco, etc.) y se vuelve a tapar con un tapón especial.

Origen

El nombre viene de la región de Champaña, en el noroeste de Francia, aunque ya era conocido por los romanos (que lo denominaban vinum titillum). En el siglo XV ya era conocido por este nombre en París, aunque no en su región de origen donde el término champagne designaba tierras baldías.

Durante el siglo XVII se populariza el consumo de estos vinos en las cortes inglesa y francesa gracias al impulso de algunas familias de esta región. Hacia 1660 se comienza a embotellar poco antes de terminar la primera fermentación, a fin de conservar mejor sus aromas, pero a consecuencia de ello aparecen las burbujas, sobre todo en los vinos pálidos, de baja graduación y embotellados en el equinocio de primavera. Esta efervescencia fue una fuente de preocupaciones para los productores que lo denominaron "vino del diablo" y "salta-tapones", por las botellas estalladas y los tapones que saltaban. Si no llega a ser por la popularidad que este vino burbujeante tuvo en Inglaterra, se hubiera abandonado esta forma de producción.

En 1670 el monje dom Pérignon, de la abadía benedictina de Hautvillers, introdujo una serie de cambios, tales como la selección de la uva, el corcho cónico sujeto con una grapa metálica y las botellas de vidrio más grueso. A pesar de los muchos esfuerzos del monje el origen de las burbujas continuó siendo un misterio hasta que Louis Pasteur estudiase la fermentación en el siglo XIX.

Hay evidencias de que la primera firma de champán la fundó Nicolas Ruinart en 1729 en Épernay: maison Ruinart.

A lo largo del siglo XVIII, el champán comienza a adquirir renombre internacional, gracias a la promoción hecha por productores como Claude Moët o Florenz-Louis Heidsieck. En el siglo XIX se añadieron productores como la familia Bollinger o Pierre-Nicolas-Marie Perriet-Jouët. Algunas damas continuaron la labor de producción tras la muerte de sus maridos, entre otras la Sra. Pommery, la Sra. Terrier y la Sra. Clicquot (esta última fue conocida como la "Grande Dame de Champagne"), que también contribuyeron a la notoriedad del champán. Incluso Talleyrand (Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord) lo describió como el «vino de la civilización». Fuente

Compartir este articulo :

 

 

MARIDAJE DE VINOS mapa del sitio